Vía: Infobae

  • Adicionalmente, 779,197 pacientes han dado negativo a la prueba de COVID-19; se registraron 78,550 sospechosos y 475,795 recuperados

Este lunes 14 de septiembre, la Secretaría de Salud (SSa) informó que se han contabilizado 71,049 muertes y 671,716 casos positivos acumulados de COVID-19 en México.

Desde el Palacio Nacional, el director general de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra, dio a conocer que se estima que 36,616 (5%) pacientes presentaron síntomas en los últimos catorce días, lo cual representa a personas que potencialmente contribuyen a la transmisión del virus.

Luego de 107 días del regreso a la “nueva normalidad”, estrategia para reactivar la vida económica, social y educativa del país, el funcionario explicó que de la semana 35 a la 36 se registró un decremento de 8% en casos estimados (suma de contagios confirmados y sospechosos) a nivel nacional, contabilizándose 703,221, hasta el último corte.

En la curva de recuperados, en el mismo periodo hubo un ligero aumento de 2 por ciento.

Para la semana que inició el pasado domingo, el epidemiólogo señaló que el semáforo de riesgo epidemiológico está pintado de amarillo y naranja, siendo ésta la primera ocasión en que ninguna entidad se encuentra en color rojo.

A su vez, informó que la proporción de las personas que han dado positivo a la prueba de COVID-19 de las 1,520,463 estudiadas en el país, se ubicó en 38% para la semana 36.

Respecto a las defunciones estimadas (72,752) se observa una reducción de 53% en su ocurrencia. Asimismo, se han contabilizado 779,197 casos negativos, 78,550 sospechosos y 475,795 recuperados.

Alomía Zegarra destacó que de la semana 33 a la 36 se han realizado alrededor de 85,000 muestras en cada una, cuestión que toma relevancia al comparar que “a pesar de que ese número total de muestras y esa altura es prácticamente similar para las últimas cuatro semanas, el porcentaje de posibilidad continúa disminuyendo.”

“Es decir, que no porque yo incremente el número de pruebas o siga realizando el mismo número de pruebas, como lo hemos hecho hasta el momento en las últimas cuatro semanas, quiere decir que tienen que seguir saliendo necesariamente más casos o incrementar el número de pruebas tiene como resultado directo confirmar más personas enfermas.”, agregó

En la ocupación y disponibilidad hospitalaria hasta el 14 de septiembre, la Red IRAG (Infección Respiratoria Aguda grave) reportó que existen 21,558 (69%) camas generales disponibles y 9,568 (31%) ocupadas. Con ventilador, a 7,801 pueden acceder los enfermos ante las 2,747 o el 26% de ocupación.

En cuanto a la atención con ventiladores, Aguascalientes se ubicó a la cabeza con 44% de saturación; le siguen la Ciudad de México y Nuevo León con 41%, Coahuila con 36% y Colima con 35 por ciento.

Acotó que cuando se habla de camas disponibles se hace referencia a “todo lo que se requiere par atender a un paciente, es decir, el ventilador, otro equipamiento necesario, el personal médico y los insumos necesarios para los días de hospitalización.

Por su parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, elogió la estrategia para enfrentar la epidemia de coronavirus implementada por el gobierno que encabeza la doctora Claudia Sheinbaum Pardo.

Además, señaló que a medida de que se aproximan las fiestas patrias, aumenta la posibilidad de que incremente el número de casos.

En este sentido, aclaró que la epidemia de COVID-19 en México no ha acabado, a pesar de que se hayan registrado siete semanas consecutivas con tendencia a la baja en el número de contagios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *